La Marca de Caín – Alberto Muñoz

USD 16,90USD 17,90

Dentro del concepto de Teatro para el Oído, y continuando la tradición de las piezas
radiofónicas, “La Marca de Caín” se presenta como un texto sonoro, una partitura
donde las palabras intervienen rítmica y melódicamente en boca de sus personajes.
La ambientación

y las escenas donde transcurre la obra también están narradas a través
de sonidos provenientes de la voz y el cuerpo de los intérpretes.
La pieza en sí es un extenso poema dramático dividido en dos partes: “Abel Cazador de
Caín” y “Seth”. Los textos exploran el episodio bíblico donde queda expuesta la trágica
relación entre los tres hijos de Adán y Eva: Abel, Caín y Seth.
El Viento, como una figura mítica, ha sido a través del tiempo la voz que ha contado esta
tragedia. La leve brisa o el huracán, han querido ser algunos de los modos posibles para
expresarla. A.M

Si la cultura es Abel, lo que hace Alberto Muñoz es No-Abel. No necesariamente Caín ni contracultura, es traición-traducción-tradición. Lo mismo pero otro, visto a través del espejo de Alberto Muñoz que, como un Lewis Caroll criollo, juega a que juega. Porque cuando un chico imita las formas de la cultura, así como muestra que lo fascinan y que lo formaron, en su parodia inocente también deja a la vista el patetismo y el peso negativo. Eso es La marca de Caín, con esa inconfundible marca que viene dejando Muñoz desde que comenzó con Músicos Independientes Asociados en el 80, por ejemplo el uso de lo que hoy se llama cotidiófonos: una cafetera a modo de megáfono, una cortina de cadenillas a modo de viento, y todo a la vista en un supuesto estudio de radio dentro de un teatro. ¿Es La marca de Caín un radioteatro, teatro, recital de poemas, ópera, cantata, unipersonal, texto sonoro, partitura de palabras? Sí y no. Caín y Abel. Por anterior a la tragedia griega es hipermoderno. Y viceversa. Es el mito de Abel y Caín —y también de Seth, tercer hijo de Adán y Eva— encarnado en la historia de los mellizos Cuevas en un taller mecánico, relatado por padres y vecinos, analizado por un explicador, un periodista, un locutor y un poeta latinoamericano que más se parece a Fidel Castro, todos encarnados en un relator-sonidista-actor-poeta, o sea Alberto Muñoz, secundado por un excelente coro. ¿No será mucho? ¿No será poco? Muñoz bebe en este arte para no deber lo que ve, dice. Y deudor de los libros de Salgari y de la historia de Tarzán, de la radio y del circo criollo, de los viejos anarquistas, de los filósofos de barrio y de todo personaje ridículamente entrañable que anda por ahí hablando solo, Muñoz los bebe y tributa lo que les debe. (Susana Villalba)

+info

Limpiar

Descripción

CD 1 – Abel Cazador de Caín

CD 2 – Seth – Poemas Edgardo Mediveo

(i) Debido a su alta calidad, las muestras pueden demorar unos segundos antes de comenzar a ejecutarse.

Reseña de la Prensa


A mí las cosas me salen raras

Página 12, Por Karina Micheletto

Presentada como una “pieza radiofónica en dos partes”, la obra que recientemente puso en cartel Alberto Muñoz explora una marca de origen: La marca de Caín. El mito bíblico de Caín y Abel, al que Muñoz suma al hermano menos conocido, Seth, le sirve al poeta, músico, guionista y dramaturgo –entre otros oficios relacionados con la palabra y el sonido–- como punto de partida para cuestionar cierto orden dado de las cosas y, claro, al mito mismo. La pieza, un unipersonal protagonizado por el propio Muñoz, propone lo que a priori parecería un imposible: un teatro sin actuación. Con música coral original de Diego Vila
Ver artículo original…

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.